Hechos asombrosos sobre la Violencia de Género

¿Crees que la violencia de género es un problema individual, un problema de pareja o un problema social?

En tú opinión ¿Existen diferencias entre la violencia doméstica y la violencia de género?

El uso de la expresión “Violencia de Género” es tan reciente como el reconocimiento de la realidad del maltrato a las mujeres.

María Luisa Maqueda Abreu, Catedrática de Derecho Penal de la Universidad de Granada, señala que  hay que entender esto hecho como:

“una manifestación más de la resistencia que existe a reconocer que la violencia contra las mujeres no es una cuestión biológica ni doméstica sino de género.(…) no nos hallamos ante una forma de violencia individual que se ejerce en el ámbito familiar o de pareja por quien ostenta una posición de superioridad física (hombre) sobre el sexo, teóricamente, más débil (mujer), sino que es consecuencia de una  situación de discriminación intemporal que tiene su origen en una estructura social de naturaleza patriarcal”.

Reconocimiento de la Violencia de Género

Ya, en la I Conferencia Mundial de la Mujer celebrada en México en 1975se reconoció por primera vez la gravedad de la violencia contra las mujeres. Y, en las siguientes conferencias internacionales se han propuesto medidas para que los diferentes estados impulsen políticas preventivas e integrales contra uno de los principales obstáculos que impiden la libertad de las mujeres, como es la violencia de género.

Abordaje de la Violencia de Género dentro del ámbito de los derechos humanos

Dentro de la Conferencia Mundial de los Derechos Humanos celebrada en Viena en 1993   la Asamblea General de las Naciones Unidas aprobó la “Declaración sobre la eliminación de la violencia contra la mujer” que constituye un hito a nivel internacional.

En el Art. 1 de esta Declaración se define violencia contra la mujer como

"todo acto de violencia basado en la pertenencia al sexo femenino que tenga o pueda tener 
como resultado un daño o sufrimiento físico, sexual o psicológico para la mujer, 
así como las amenazas de tales actos,la coacción o la privación arbitraria de la libertad, 
tanto si se producen en la vida pública como en la vida privada" 

Otro término importante acuñado en la “Conferencia Mundial sobre la Mujer” en Pekín 1995.

Además, dentro de esta Declaración se consideran como violencia de género, los siguientes actos (artícul2):

“a) La violencia física, sexual y psicológica que se produzca en la familia,
incluidos los malos tratos, el abuso sexual de las niñas en el hogar, la violencia
relacionada con la dote, la violación por el marido, la mutilación genital femenina
y otras prácticas tradicionales nocivas para la mujer, los actos de violencia
perpetrados por otros miembros de la familia y la violencia relacionada con la
explotación;
b) La violencia física, sexual y psicológica perpetrada dentro de la comunidad en
general, inclusive la violación, el abuso sexual, el acoso y la intimidación
sexuales en el trabajo, en instituciones educacionales y en otros lugares, la trata
de mujeres y la prostitución forzada;
c) La violencia física, sexual y psicológica perpetrada o tolerada por el Estado,
dondequiera que ocurra”.

En la IV Conferencia Mundial de las Mujeres celebrada en Beijing (Pekín, 1995 )

se reconoce que la violencia contra las mujeres es un obstáculo para la igualdad, el desarrollo y la paz de los pueblos ya que impide que las mujeres disfruten de sus derechos y libertades fundamentales y es considerada como

"una manifestación de las relaciones de poder históricamente desiguales entre mujeres y hombres, 

que ha conducido a la dominación masculina, 

a la discriminación y a impedir el pleno desarrollo de la mujer".

Además, recoge que la violencia contra las mujeres se produce “en todas las sociedades, en mayor o menor medida, las mujeres y las niñas están sujetas a malos tratos de índole física, sexual y psicológica, sin distinción en cuanto a su nivel de ingresos, clase y cultura.”.

Por otro lado, en la Plataforma de Acción de Beijing se amplía la definición de la “Declaración sobre la eliminación de la violencia contra la mujer” y abarca:

quebrantar los derechos humanos de las mujeres en situaciones de conflicto armado, inclusive la violación sistemática, la esclavitud sexual y el embarazo forzado; esterilización forzada, aborto forzado; la utilización forzada o bajo coacción de anticonceptivos; selección prenatal en función del sexo e infanticidio femenino. Reconoció, también, la particular vulnerabilidad de las mujeres pertenecientes a minorías: ancianas y desplazadas; mujeres indígenas o miembros de comunidades de refugiados y migrantes; mujeres que viven en zonas rurales pobres o remotas, o en instituciones correccionales.

En el ámbito de la Unión Europea,

la primera vez que se abordó la violencia de género fue en el marco de la Comunicación de la Comisión al Consejo y al Parlamento Europeo, de 20 de noviembre de 1996, sobre La Trata de mujeres con fines de explotación sexual.

Posteriormente, en 1999, la unidad de la Comisión Europea encargada de la igualdad de oportunidades elaboró el glosario “100 palabras para laigualdad. Glosario de términos relativos a la igualdad entre hombres y mujeres”, definiendo violencia de género, sexista o sexual como

“todo tipo de violencia ejercida mediante el recurso o las amenazas de recurrir a la fuerza física

o al chantaje emocional, incluyendo la violación,

el maltrato de mujeres, el acoso sexual , el incesto y la pederastia”.

Y, violencia doméstica o violencia en la familia como

“toda forma de violencia física, sexual o psicológica que pone en peligro la seguridad o el bienestar de un miembro de la familia; recurso a la fuerza física o al chantaje emocional; amenazas de recurso a la fuerza física, incluida la violencia sexual, en la familia o el hogar. En este concepto se incluyen el maltrato infantil, el incesto (…) y los abusos sexuales o de otro tipo contra cualquier persona que conviva bajo el mismo techo”.

Vemos de forma muy clara que no es lo mismo violencia de género y violencia doméstica, 
la primera es la que se ejerce sobre las mujeres y la segunda 
es aquella en que los miembros de la familia son los sujetos sobre los que se ejerce.

Sociedad Patriarcal

La violencia de género es una manifestación más de la sociedad patriarcal y de las relaciones de poder entre hombres y mujeres que sitúan a mujeres en una situación de subordinación respecto de los hombres. Así, se considera que el ámbito familiar es propicio al ejercicio de las relaciones de dominio (propias de la sociedad patriarcal), constituyendo un espacio privilegiado para el desarrollo de los roles de género relacionados con el trabajo doméstico y “no productivo” y, donde ha sido clara y contundente la prevalencia masculina.

Por tanto, citando otra vez a María Luisa Maqueda Abreu, “esa confusión de etiquetas, a veces interesada, entre violencia de género y violencia doméstica, contribuye a perpetuar la probada resistencia social a reconocer que el maltrato a la mujer no es una forma más de violencia, que no es circunstancial.”

Ley Orgánica 1/2004 de 28 de diciembre, de Medidas de Protección Integral contra la violencia de género.

El Día Internacional contra la Violencia de Género se celebra mañana 25 de Noviembre con actividades dirigidas a sensibilizar a la población respecto al problema de la Violencia de Género.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s